El Festival de Málaga enfila su recta final con Lucía Puenzo y Mar Coll

  • Málaga, 23 abr (EFE).- La sección oficial del duodécimo Festival de Cine Español de Málaga ha enfilado hoy su recta final, al haberse presentado ya once de los catorce títulos en competición, con la proyección de "El niño pez", de la argentina Lucía Puenzo, y de "Tres días con la familia", de la debutante Mar Coll.

El Festival de Málaga enfila su recta final con Lucía Puenzo y Mar Coll

El Festival de Málaga enfila su recta final con Lucía Puenzo y Mar Coll

Etiquetas

Málaga, 23 abr (EFE).- La sección oficial del duodécimo Festival de Cine Español de Málaga ha enfilado hoy su recta final, al haberse presentado ya once de los catorce títulos en competición, con la proyección de "El niño pez", de la argentina Lucía Puenzo, y de "Tres días con la familia", de la debutante Mar Coll.

"El niño pez", una coproducción hispano-argentina, es la adaptación de la novela homónima que Lucía Puenzo escribió con 23 años y publicó en 2004.

Inés Efrón interpreta a Lala, una adolescente que vive en el barrio más exclusivo de Buenos Aires y está enamorada de la Guayi (Mariela Vitale, Emme), la mucama paraguaya de 20 años que trabaja en su casa, y ambas sueñan con irse a vivir juntas a Paraguay, a orillas del lago Ypoá, aunque el asesinato del padre de Lala precipita sus planes.

Mientras Lala espera a su amante en Ypoá y reconstruye su pasado, con el misterio de su embarazo y la leyenda de un niño pez que guía a los ahogados hasta el fondo del lago, la Guayi es detenida en un instituto de menores.

Para Puenzo, el "desafío más grande" en el guión, el rodaje y el montaje fue "que la película tiene muchos cruces de géneros, que en la novela están tamizados por la voz del perro, que es el narrador y está cargado de humor", y ahora le preocupaba conseguir que esos géneros "encontraran una identidad común".

La directora no había releído su novela durante muchos años, pero cuando empezó a adaptarla al cine, inicialmente para que fuera dirigida por otros realizadores, comprobó que la sentía todavía "muy cercana".

Admite que el deseo tiene "un lugar importante" en las dos películas que ha dirigido hasta ahora, y en el caso de ésta le interesaba "explorar qué pasaba con la sexualidad de estas adolescentes, que no tienen una relación únicamente sexual, sino que se conocieron chiquitas, su relación fue de amistad y maternal y pasó al terreno sexual muy lentamente".

Por su parte, "Tres días con la familia", primer largometraje de la joven Mar Coll, presenta un retrato de la burguesía y de la incomunicación emocional en el ámbito familiar con un reparto en el que figuran Nausicaa Bonnin, Eduard Fernández, Philippine Leroy-Beaulieu, Francesc Orella y Ramón Fontseré.

La protagonista debe marchar a Gerona, donde su abuelo paterno acaba de fallecer y se reencontrará con su familia, a la que no ve desde que se marchó al extranjero, lo que le servirá para comprobar el juego de apariencias de la burguesía conservadora.

A la directora y coguionista le interesaba mostrar que "el espacio familiar, donde debería haber mucha confianza e intimidad, muchas veces es al contrario y se convierte en un espacio casi social en el que la gente no expresa sus emociones ni dice cómo está".

Considera que la película es "más descriptiva que dramática" y pretende "detallar y describir un mundo y un tipo de relaciones y de familia, pero inevitablemente uno pone su punto de vista y hay ciertas distancias con la parte burguesa de la familia y un retrato con un poco de mala leche".

"No sé si es una denuncia o sólo reírme de cosas que conozco. En la historia hay un punto crítico, pero no sé si llega a ser una película de denuncia", ha dicho Coll.