Devuelven un segundo lienzo robado por nazis al legado de un marchante judío

  • Nueva York, 6 may (EFE).- Una pintura italiana del siglo XVI, confiscada por los nazis en 1937 al marchante judío Max Stern, fue devuelta hoy, 72 años más tarde, a los herederos de su colección de arte, en lo que supone su segunda restitución en dos semanas.

Devuelven un segundo lienzo robado por nazis al legado de un marchante judío

Devuelven un segundo lienzo robado por nazis al legado de un marchante judío

Nueva York, 6 may (EFE).- Una pintura italiana del siglo XVI, confiscada por los nazis en 1937 al marchante judío Max Stern, fue devuelta hoy, 72 años más tarde, a los herederos de su colección de arte, en lo que supone su segunda restitución en dos semanas.

La Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York informó hoy que la obra es un retrato de San Jerónimo atribuida al pintor Ludovico Carraci (1555-1619), que fue comprada en Alemania en el 2000 por el coleccionista neoyorquino Richard Feigen, quien tiene una galería de arte en Manhattan.

La obra perteneció al alemán Max Stern, propietario de una galería de arte en Düsseldorf (Alemania) hasta 1937, cuando los nazis confiscaron sus cuadros.

Cuando Feigen compró la obra en Alemania no sabía ni se le informó de que el retrato estaba en la lista de cuadros de Stern que habían sido expropiados.

Según la Fiscalía, éste se enteró cuando hace tan sólo dos semanas leyó en la prensa que otra de esas obras, "El gaitero" del siglo XVII, iba a ser devuelta también a los herederos de la colección del conocido marchante judío.

Inmediatamente contactó con las autoridades para notificar su deseo de restituir la pintura.

Feigen devolvió hoy la pintura a sus dueños legales en un acto que tuvo lugar en la sede del Instituto Leo Baeck para el estudio de la historia y cultura de los judíos de habla germana, en Nueva York.

Stern murió sin descendencia en Canadá en 1987, por lo que nombró a la Universidad Concordia de Montreal gestora de su patrimonio artístico, del que también se benefician la Universidad Hebrea de Jerusalén y la canadiense McGill.

"Gracias a la acción desinteresada de Richard Feigen, hoy tenemos el honor de devolver otro cuadro robado por los nazis. Cada repatriación de una obra de arte es un acto de recuerdo, una medida de la redención, y un compromiso con la Justicia", aseguró el fiscal federal de Manhattan en funciones, Lev Dassin, en un comunicado.