Osasuna y Espanyol, el descenso en juego

  • Pamplona, 21 mar (EFE).- Osasuna y Espanyol, ambos en puestos de descenso y distanciados sólo en cuatro puntos, los que tiene de ventaja el equipo pamplonés, asumen como un partido vital para sus aspiraciones el duelo en el estadio Reyno de Navarra, donde todo lo que no sea ganar minimizará las expectativas de salvación.

Osasuna y Espanyol, el descenso en juego

Osasuna y Espanyol, el descenso en juego

Pamplona, 21 mar (EFE).- Osasuna y Espanyol, ambos en puestos de descenso y distanciados sólo en cuatro puntos, los que tiene de ventaja el equipo pamplonés, asumen como un partido vital para sus aspiraciones el duelo en el estadio Reyno de Navarra, donde todo lo que no sea ganar minimizará las expectativas de salvación.

Los 'rojillos', a dos puntos de la permanencia, contemplan el encuentro como una buena oportunidad de salir del trío del fondo de la tabla e involucrar a más equipos en la lucha por mantener la categoría. Al mismo tiempo, abrir brecha con un rival directo como el Espanyol, colista a seis puntos de la permanencia.

Osasuna sólo ha perdido un partido de los ocho disputados en la segunda vuelta, el último en casa frente al Sporting. Aunque no ha ofrecido buenas sensaciones en las dos últimas jornadas.

En sus filas cuenta ahora con hombres con pasado espanyolista. El técnico José Antonio Camacho, Juanfran Torres y Walter Pandiani.

El delantero uruguayo es precisamente uno de los protagonistas del encuentro, tras haberse recuperado antes de lo previsto de una lesión muscular para poder jugar así un encuentro clave para Osasuna, que hoy a coincidido durante algunos minutos entrenando a pocos metros del Espanyol en las instalaciones de Tajonar.

Camacho ha apuntado la duda en ataque entre el iraní Masoud Shojaei y el portugués, internacional por Cabo Verde, Eduardo Fernandes 'Dady', así como la de Sergio Fernández o Josetxo Romero en el puesto de central después de que el primero se retirara del entrenamiento al sufrir un dolor agudo en la espalda, lo que ha llevado al técnico murciano a convocar a 19 jugadores.

Si Sergio se recupera, el asturiano continuará como titular y sólo habrá el cambio seguro de Pandiani por el catalán Antonio Hidalgo, aunque puede producirse una segunda novedad si entra Masoud por Dady, mientras que son bajas por lesión Roversio Rodrigues, Sunday Obayan 'Sunny' y Ludovic Delporte, que además debe cumplir un partido de sanción.

Mientras, el Espanyol se juega, posiblemente, una de las últimas cartas para lograr la permanencia. Un nuevo resultado negativo ante el Osasuna dejaría al equipo catalán en una situación aún más delicada y lejos de sus antecesores.

El Espanyol se resiste a morir y se aferra al máximo a sus posibilidades. El escenario continúa siendo complicado, pero la mejora experimentada en las últimas semanas concede motivos para la esperanza. El único inconveniente, es que el triunfo es más que obligatorio.

El vestuario es consciente de los puntos que, a priori, otorgan la salvación. Al conjunto catalán le restan unos 20 puntos que debe sumar en los próximos 11 encuentros. Por este motivo, la victoria es imprescindible puesto que el margen de error es menor y el tiempo de reacción se acorta.

Aunque en líneas generales no se califica el encuentro como decisivo, lo cierto es que la plantilla no esconde que sólo vale regresar de Pamplona con un buen resultado. Antes del parón liguero es necesario rascar algo positivo, porque, de lo contrario, estas dos semanas pueden hacerse muy largas.

El entrenador españolista, Mauricio Pochettino, seguro de que la línea a seguir es la de las últimas jornadas, se verá nuevamente obligado a realizar cambios en el once inicial ya que para este partido pierde a los centrocampistas Moisés Hurtado y Francisco Joaquín Pérez Rufete.

El técnico maneja numerosas variantes y no se descarta que vuelva a apostar por un planteamiento algo más conservador y reforzar el centro del campo con un futbolista de corte más defensivo como Lola Smiljanic. La otra opción sería dar entrada a José Callejón y no mover muchas piezas.

En cualquier caso, y más allá de variantes tácticas y cambios en el once inicial, la cruel realidad del Espanyol es que apenas le queda oxígeno. La plantilla se ha mentalizado y piensa en positivo, pero un nuevo tropiezo sería un palo muy difícil de aguantar para un organismo tan dañado.

-- Alineaciones probables:

Osasuna: Roberto; Azpilicueta, Sergio o Josetxo, Miguel Flaño, Monreal; Juanfran, Puñal, Nekounam, Plasil; Masoud o Dady y Pandiani.

RCD Espanyol: Kameni; Chica, Jarque, Pareja, David García; Sergio Sánchez, Lola; Luis García, De la Peña, Nené; y Tamudo.EFE

Árbitro: Fernández Borbalán (Comité Andaluz).

Estadio: Reyno de Navarra.