Un general estadounidenses revela que hay fotografías que demuestran las violaciones cometidas a presos en Irak

Un general estadounidenses revela que hay fotografías que demuestran las violaciones cometidas a presos en Irak

Un general estadounidenses revela que hay fotografías que demuestran las violaciones cometidas a presos en Irak

LONDRES, 28 (Reuters/EP)

Las fotografías de los abusos cometidos a prisioneros iraquíes, incluidas en los documentos recientemente desclasificados del Departamento de Defensa estadounidense, incluyen imágenes de aparentes violaciones y abusos sexuales, según reveló el mayor general estadounidense Antonio Taguba.

Las imágenes están entre las fotografías incluidas en un documento que data de 2004 sobre abusos cometidos contra los detenidos en la prisión de Abu Ghraib. Taguba, que abandonó su cargo en la prisión en enero de 2007, confirmó al diario 'Daily Telegraph' que las imágenes que respaldan tales cargos mostraban "torturas, abusos y violaciones".

El militar norteamericano respaldó la decisión del presidente Barack Obama de no publicarlas, aun cuando éste había prometido anteriormente que revelaría todas las imágenes relacionadas con abusos en la prisión de Abu Ghraib y otros centros de detención operados por Estados Unidos en Irak.

Taguba, que describió las imágenes de "horrendas", reconoció que dudó de cuáles serían los beneficios de su publicación. "No querría poner en peligro nuestras tropas, que son los únicos protectores de nuestra política exterior, ni tampoco a las tropas británicas que intentan llevar seguridad a Afganistán", agregó.

Según informaciones del citado diario, una de las fotografías mostraba a un soldado estadounidense aparentemente violando a una prisionera mientras en otra aparece un traductor violando a un detenido. Las fotografías se relacionan con 400 acusaciones de abusos cometidos en Abu Ghraib y otras seis prisiones entre el 2001 y el 2005.

Previamente, la principal organización estadounidense de defensa de los derechos civiles, la Asociación Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés), denunció que las investigaciones abiertas por el Ejército estadounidense sobre los abusos en Irak se vieron dificultadas por la desaparición de archivos, por interrogatorios defecutosos y por problemas de memoria en algunos de los testigos.