Colombia, Ecuador y Perú abren negociación comercial con la Unión Europea

  • Bogotá, 9 feb (EFE).- Colombia, Ecuador y Perú, miembros de la Comunidad Andina, comenzaron hoy en Bogotá y sin Bolivia negociaciones con la Unión Europea (UE) para alcanzar acuerdos comerciales bilaterales, luego de fracasar el año pasado el esquema bloque a bloque.

Colombia, Ecuador y Perú empiezan a negociar sus acuerdos de comercio con la UE

Colombia, Ecuador y Perú empiezan a negociar sus acuerdos de comercio con la UE

Colombia, Ecuador y Perú abren negociación comercial con la Unión Europea

Colombia, Ecuador y Perú abren negociación comercial con la Unión Europea

Bogotá, 9 feb (EFE).- Colombia, Ecuador y Perú, miembros de la Comunidad Andina, comenzaron hoy en Bogotá y sin Bolivia negociaciones con la Unión Europea (UE) para alcanzar acuerdos comerciales bilaterales, luego de fracasar el año pasado el esquema bloque a bloque.

"En estas negociaciones (Colombia, Ecuador y Perú) estaremos juntos, pero no revueltos", expresó el ministro colombiano de Comercio, Luis Guillermo Plata, al arrancar la primera de cuatro rondas de conversaciones con los Veintisiete.

"Nos reunimos en busca de compromisos recíprocos y reglas comunes con la UE", expresó el ministro anfitrión, tras recordar que el bloque europeo es el segundo mercado para los países andinos después de Estados Unidos.

Plata destacó que su país aspira a tener listo a mediados de este año un Tratado de Libre Comercio (TLC) con los países comunitarios.

Los delegados de esos países de la Comunidad Andina (CAN) deliberarán con la UE en trece mesas temáticas hasta el próximo viernes.

Bolivia, el cuarto socio de la CAN, se separó del proceso, pero los delegados que asisten a la cita en Bogotá reiteraron que la negociación está abierta a esa nación, pese a su intención de no participar.

Sin embargo, desde La Paz el Gobierno boliviano anunció que dará la "batalla" por las vías política, diplomática y judicial contra la negociación comercial iniciada hoy en Bogotá.

"Llevaremos la batalla a todos los planos, al plano político, al diplomático y al jurídico para procurar que no se dé, ni se logre concretar este proyecto de desintegración" de la CAN, declaró hoy a Efe el viceministro de Relaciones Económicas Internacionales, Pablo Guzmán.

Guzmán remarcó que las conversaciones que se llevan a cabo en Bogotá violan la normativa de la CAN y los acuerdos previos para negociar en bloque con la UE un tratado de asociación, que tiene tres pilares: el comercial, el de cooperación y el diálogo político.

Sostuvo que, dado que los tres países han desoído la posición de Bolivia, el Gobierno de La Paz estudia la posibilidad "de presentar un recurso de nulidad" por estas negociaciones ante el Tribunal Andino de Justicia.

El diálogo entre tres socios de la CAN y la UE se emprendió tras fracasar por discrepancias entre los andinos el marco de negociación bloque a bloque.

Dicho esquema fue sustituido en una reunión celebrada en Bruselas a finales de enero por otro que avanzará según los intereses de cada nación andina.

El ministro Plata recordó hoy que Colombia avisó a la CAN en noviembre pasado su voluntad de desarrollar negociaciones con la UE bajo un formato diferente al de negociación en bloque, cumpliendo con lo dispuesto en las normas andinas.

Este esquema de negociaciones "permitirá los países andinos desarrollar su relacionamiento comercial frente a la UE de una manera acorde a sus visiones y prioridades en materia comercial y económica", dijo.

Un futuro acuerdo, en los casos en que sea necesario, debe reconocer la asimetría a favor de los países andinos, apuntó.

En tanto, el jefe del equipo negociador de Colombia, Santiago Pardo, confió en "dinamizar la negociación y poder concluirla a mediados del año".

Después de la apertura en una sesión plenaria, los representantes de los países andinos y los europeos pasaron al trabajo en 13 mesas de negociación.

Las negociaciones se dividen en temas como acceso a mercados, reglas de origen, asuntos aduaneros, facilitación del comercio, obstáculos técnicos, medidas sanitarias y fitosanitarias, instrumentos de defensa comercial, servicios, compras públicas, propiedad intelectual y solución de diferencias.

Algunos aspectos de estas conversaciones han sido criticadas por organizaciones no gubernamentales (ONG), que convocaron a un foro paralelo para advertir "las implicaciones para el país en el ámbito económico, social y político de esta trascendental negociación".

Una de esas ONG, la Asamblea Permanente de la Sociedad Civil por la Paz, organizó la reunión "TLC con la Unión Europea: Lo que no se ha dicho".

En el caso colombiano, analistas locales consideran que la negociación con la UE es una alternativa al TLC firmado con EE.UU. en 2006, que no ha sido aprobado por el Congreso de ese país, donde la mayoría del Partido Demócrata condiciona su aval a mejoras en materia de derechos humanos y garantías sindicales.

Según cifras preliminares, el año pasado Colombia exportó a la Unión en su conjunto productos por 4.171 millones de dólares, con un aumento del 21 por ciento, e importó cerca de 4.800 millones de dólares con un incremento del 31 por ciento.

Los delegados de Colombia, Ecuador y Perú volverán a reunirse con los Veintisiete en Lima en marzo próximo, en Bruselas en mayo y en junio en un lugar por precisar.