Joaquín Almunia augura un año "difícil y doloroso" para la economía mundial

  • Washington, 24 abr (EFE).- El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, auguró hoy un año "difícil y doloroso" para las economías, y dijo que aún es pronto para saber si la crisis ha tocado fondo pese a las primeras señales de mejora.

Joaquín Almunia augura un año "difícil y doloroso" para la economía mundial

Joaquín Almunia augura un año "difícil y doloroso" para la economía mundial

Washington, 24 abr (EFE).- El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, auguró hoy un año "difícil y doloroso" para las economías, y dijo que aún es pronto para saber si la crisis ha tocado fondo pese a las primeras señales de mejora.

En una conferencia en el Instituto para Estudios Internacionales Avanzados de la Universidad Johns Hopkins, Almunia pintó un panorama económico ensombrecido a corto plazo para la economía mundial, pero no se atrevió a predecir si la crisis global ha llegado ya a su fin.

El comisario europeo explicó que algunas recientes encuestas en Europa y en EE.UU. invitan al optimismo, pero, dijo, "es demasiado pronto para determinar si estos indicadores representan el final del declive económico".

Lo que sí está claro es que "2009 va a ser difícil y doloroso para las economías en todo el mundo", indicó.

En cuanto a la evolución económica en Europa, Almunia explicó que presentará el próximo 4 de mayo sus previsiones, las cuales pintarán "desafortunadamente" para este año una imagen "todavía más pesimista" que la que predijo en enero.

El 19 de enero, la Comisión Europea (CE) admitió que la crisis está golpeando a la economía europea, que registrará este año una fuerte contracción (del 1,9% en la zona del euro y del 1,8% en el conjunto de la UE) y no retomará el crecimiento hasta 2010.

No obstante, Almunia espera poder trasladar a los Estados en su presentación de las perspectivas sobre el futuro "más optimismo y confianza" que en su anterior informe.

De la crisis económica mundial se puede culpar a muchas personas e instituciones, pero este "juego no solucionará nuestros problemas", señaló el comisionado europeo.

Lo importante es, dijo, que los países no olviden la lección que han aprendido con la crisis y que se ponga ahora en práctica las medidas que fueron acordadas a nivel europeo y del G-20.

Las lecciones se centran sobre todo en dos aspectos: el de la confianza, que se ha convertido en un requisito esencial para la estabilización del sistema financiero y la recuperación de la economía; y el de la interdependencia de las economías mundiales.

Por eso, explicó, no se puede resolver la crisis únicamente con herramientas políticas internas, y se necesita una importante coordinación internacional para hacer frente a los problemas.

La cumbre del G-20 en Londres ha generado importantes resultados, afirmó Almunia, pero ahora el deber de la comunidad internacional es trasladar "palabras prometedoras en acciones concretas", dijo.

El comisario europeo enumeró las medidas que han tomado los 27 países miembros de la Unión Europea (UE) para hacer frente a la crisis e hizo referencia también a algunas futuras, como la propuesta que presentará en breve para endurecer la regulación y supervisión de los "hedge funds" y el capital riesgo.

Entre las medidas futuras que podrían adoptar los países europeos también figura, "si fuera necesario" otro paquete de estímulo.

Almunia señalo que "sería insensato descartar categóricamente la posibilidad de otro estímulo fiscal en el futuro".

El responsable para asuntos económicos y monetarios de la CE destacó que buena parte del foco internacional está dirigido actualmente en "hacer todo lo necesario para impulsar la recuperación" económica.

Sin embargo, de cara al futuro, también es importante que "nos preparemos para el mundo de la poscrisis", agregó.

"El sector financiero no será el motor de crecimiento que ha sido durante la última década (...), lo que significa que tenemos que mirar hacia la economía real para encontrar nuevas fuentes de dinamismo", concluyó Almunia.