El Ejército uruguayo celebra su día con una polémica por la apertura a los homosexuales

  • Montevideo, 17 may (EFE).- El Ejército uruguayo celebrará mañana su día, en un acto al que acudirá el presidente Tabaré Vázquez, en medio de una polémica por la reciente autorización del Gobierno para que los homosexuales puedan ingresar a las Fuerzas Armadas.

El Ejército uruguayo celebra su día con una polémica por la apertura a los homosexuales

El Ejército uruguayo celebra su día con una polémica por la apertura a los homosexuales

Montevideo, 17 may (EFE).- El Ejército uruguayo celebrará mañana su día, en un acto al que acudirá el presidente Tabaré Vázquez, en medio de una polémica por la reciente autorización del Gobierno para que los homosexuales puedan ingresar a las Fuerzas Armadas.

El acto por el Día del Ejército y Día del Soldado coincide con el 198 aniversario de la Batalla de Las Piedras, donde el general José Gervasio Artigas venció a fuerzas españolas como parte del proceso de independencia.

El festejo, en el que se pasará revista de efectivos y el jefe de Arma, el general Jorge Rosales, hará un discurso, tendrá lugar en el Comando General del Ejército, en Montevideo.

El presidente Vázquez firmó el pasado lunes un decreto según el cual la elección sexual de los postulantes a ingresar a las escuelas de la Armada, el Ejército y la Fuerza Aérea "no será considerada causal de no aptitud por parte de las comisiones, tribunales médicos o autoridades actuantes".

La resolución firmada por el mandatario socialista, el primer presidente de izquierda en la historia de Uruguay, se basa en la "pertinencia de eliminar los elementos discriminatorios en función de la elección sexual".

Esta decisión, apoyada por el ministro de Defensa Nacional, José Bayardi, se basa en la "pertinencia de eliminar los elementos discriminatorios en función de la elección sexual".

El nuevo decreto deroga otro de diciembre de 1998, aprobado por el entonces presidente Julio María Sanguinetti, del Partido Colorado, y el ministro de Defensa Nacional de la época, el teniente general Hugo Medina, que establecía la imposibilidad de ingreso a las Fuerzas Armadas a las personas que tuvieron "desviaciones manifiestas de la sexualidad".

El jefe de la Fuerza Aérea Uruguay, José Ramón Bonilla, afirmó por su parte que la decisión del Gobierno de Vázquez viene a reglamentar una situación que ya existe.

"Creo que en los hechos en las Fuerzas Armadas ya existe esta situación (presencia de homosexuales), lo que cada uno conociendo su condición lo hace de una forma muy reservada porque así es la vida militar", afirmó.

Sin embargo, en los clubes sociales militares la apertura a los homosexuales fue duramente criticada.

El general Luis Pírez, presidente del Círculo Militar, que agrupa a militares en actividad y retirados, afirmó que la medida "tiene como objetivo afectar la moral" de las Fuerzas Armadas.

"Esta es una actitud innecesaria del Gobierno. Modificar una vieja tradición de los institutos militares es porque no se conoce la interna militar o por un afán deliberado de afectar su moral", afirmó.