Investigan un vídeo por la muerte de un guía argentino en el Aconcagua

  • Buenos Aires, 16 feb (EFE).- La Justicia argentina investiga un vídeo sobre la operación de rescate de un guía muerto en el cerro Aconcagua que, según la familia del fallecido, demuestra que fue abandonado mientras aún estaba con vida, informa hoy la prensa.

Investigan un vídeo por la muerte de un guía argentino en el Aconcagua

Investigan un vídeo por la muerte de un guía argentino en el Aconcagua

Buenos Aires, 16 feb (EFE).- La Justicia argentina investiga un vídeo sobre la operación de rescate de un guía muerto en el cerro Aconcagua que, según la familia del fallecido, demuestra que fue abandonado mientras aún estaba con vida, informa hoy la prensa.

El argentino Federico Campanini, de 31 años, lideraba un grupo de italianos -uno de los cuales también murió- que se había perdido tras hacer cumbre en la montaña más alta de América y su deceso se produjo el 8 de enero último.

La aparición de un vídeo que registró los últimos minutos de vida del guía, entregado por desconocidos al abogado que representa a la familia de Campanini, desató una polémica sobre el accionar de los policías y los andinistas que le socorrieron.

Carlos Campanini, el padre del joven, consideró que a su hijo "lo abandonaron como a un perro" en el Aconcagua, de 6.962 metros de altura, y advirtió que si es necesario llevará su denuncia "hasta la Corte Interamericana de Derechos Humanos".

En el vídeo puede apreciarse que el guía estaba vivo cuando cinco personas iniciaron la operación de rescate, durante la cual lo arrastraron mientras tenía una soga atada a la cintura, además de pedirle sin éxito que se ponga de pie y camine.

"No se puede sacar, nos estamos helando, nos quedan 400 metros a la cumbre y él no se mueve. Se está muriendo, no aguanta más de 40 minutos", se oye decir a uno de los socorristas por radio mientras las imágenes muestran a Campanini tendido en la nieve.

Durante esta temporada, cinco personas murieron en las laderas del Aconcagua, otras 154 fueron evacuadas y los registros oficiales indican que este año unos 900 montañeros intentaron llegar a la cumbre con el apoyo de unos 200 guías profesionales.

"Conozco a los socorristas y estaban destruidos psicológicamente porque lo peor que les puede pasar es no poder salvar a la víctima. No me cabe duda que dejaron la vida para salvar a Federico y se bajaron para no morir ellos", explicó Julián Insarralde, un guía de 27 años que estuvo cerca de la zona donde falleció su colega.

En declaraciones al diario Crítica, agregó que "Federico estaba en un costado muy complicado y la patrulla tenía que sacarlo de un desnivel de 400 metros, subir hasta la cumbre y luego bajarlo, pero lo peor de todo es que había tormenta y aun así el equipo subió los 6.000 metros en 24 horas, cuando eso lleva no menos de tres días".

Los dos policías y los tres andinistas que se encontraban en el cerro y actuaron como voluntarios en la operación de rescate de Campanini serán citados a declarar por el juez que abrió una investigación por "averiguación de muerte".

En el vídeo "no se ve a los socorristas tan cansados, están erguidos y pueden comunicarse sin dificultad. Alguien deberá explicar por qué no continuaron con el operativo", planteó el abogado de la familia del fallecido, Gianni Vannier.

Por su parte, el andinista Daniel Vargas consideró que "el vídeo es muy duro y la mayoría que lo vio no tiene nada que ver con la montaña", para luego opinar que "todos deberían entender que a 6.000 metros el oxígeno no alcanza ni para mantenerse parado y dar cada paso es un esfuerzo increíble".

Los sobrevivientes del grupo de montañeros italianos accidentado en el Aconcagua han dicho que lograron salir con vida gracias a "la destreza y colaboración" de Campanini, quien murió pocas horas después que la escaladora italiana Elena Senín, de 38 años.