La Audiencia condena a tres años de prisión a un mosso por detención ilegal

  • Barcelona, 20 may (EFE).- La Audiencia de Barcelona ha condenado a tres años de prisión a un mosso acusado de haber detenido ilegalmente a un vecino del barrio barcelonés de Sants, que se negó a identificarse cuando el agente fue a buscarlo a su casa confundiéndole con un delincuente.

Juicio a cuatro mossos por maltratar a un detenido ante las cámaras de la comisaría

Juicio a cuatro mossos por maltratar a un detenido ante las cámaras de la comisaría

Barcelona, 20 may (EFE).- La Audiencia de Barcelona ha condenado a tres años de prisión a un mosso acusado de haber detenido ilegalmente a un vecino del barrio barcelonés de Sants, que se negó a identificarse cuando el agente fue a buscarlo a su casa confundiéndole con un delincuente.

En su sentencia, la sección 21 de la Audiencia de Barcelona condena al mosso Juan Luis Ibáñez Carrilero por un delito de detención ilegal, mientras que absuelve a otra agente de este cuerpo, también acusada por los mismos hechos, al considerar que no tuvo ninguna participación en la detención ilegal.

Al agente, el tribunal le impone también una multa de 1.800 euros (diez euros por día durante 6 meses) por las lesiones que provocó a la víctima cuando lo redujo para llevarlo a comisaría.

Los hechos sucedieron el 16 de febrero de 2007, cuando el condenado, junto con la agente absuelta, acudió a un piso de la calle Constitución de Barcelona en busca de un presunto delincuente, y detuvo en la vivienda a otra persona que resultó ser inocente.

La sentencia asegura que los agentes, tras enseñar rápidamente sus placas, pidieron a la víctima que se identificara, a lo que ésta se negó por tener dudas de que se trataran de policías, ya que no iban uniformados.

Ante esta situación, el agente condenado procedió a la detención de la víctima y, tras esposarlo, lo condujo a la comisaría, donde fue puesto en libertad poco después.