La OTAN reconoce que hay "un gran agujero" legal sobre qué hacer con los piratas somalís capturados

  • Bruselas, 13 may (EFE).- El portavoz de la OTAN, James Appathurai, reconoció hoy que hay "un gran agujero" legal en cuanto a qué hacer con los piratas somalís capturados por buques militares internacionales, aunque ya está trabajando con la ONU para solucionarlo.

La OTAN reconoce que hay "un gran agujero" legal sobre qué hacer con los piratas somalís capturados

La OTAN reconoce que hay "un gran agujero" legal sobre qué hacer con los piratas somalís capturados

Bruselas, 13 may (EFE).- El portavoz de la OTAN, James Appathurai, reconoció hoy que hay "un gran agujero" legal en cuanto a qué hacer con los piratas somalís capturados por buques militares internacionales, aunque ya está trabajando con la ONU para solucionarlo.

"Ahora hay un gran agujero" legal sobre qué hacer con los piratas, ya que en algunos casos se aplican las leyes nacionales, mientras que la UE tiene un acuerdo bilateral con Kenia, pero "no hay un marco global", dijo Appathurai durante unas declaraciones.

Explicó que Naciones Unidas tiene ya un grupo de trabajo estudiando esta cuestión, en el que también participa la OTAN.

Además, la Alianza Atlántica prevé mejorar los dispositivos legales en la misión a largo plazo en aguas en torno a Somalia que está preparando, ya que actualmente sus barcos hacen con los piratas lo que establece la ley nacional de cada país.

La actual misión de la OTAN, integrada por cinco buques -la fragata española "Blas de Lezo" y navíos de EEUU, Portugal, Holanda y Canadá-, concluirá a finales de junio próximo, y la Alianza está preparando una operación a largo plazo.

Los embajadores de los 28 países miembros están "dando los últimos detalles" a la directiva en la que pedirán a los responsables militares la planificación de esa operación, indicó Appathurai.

El objetivo es que esa misión a largo plazo tenga "los dispositivos legales necesarios" sobre el destino de los piratas capturados, añadió.

A comienzos de este mes, la fragata portuguesa "Corte Real" que forma parte del dispositivo de la Alianza Atlántica detuvo durante un tiempo breve a 19 piratas tras frustrar un ataque de estos contra un carguero con bandera de las Bahamas.

Los militares portugueses arrojaron al mar las armas de los piratas pero posteriormente les dejaron en libertad, ya que el delito de piratería no está tipificado en el Código Penal de Portugal y tampoco estaba amenazada la seguridad de ciudadanos o de bienes de ese país.

Por otra parte, el petrolero militar español "Marqués de la Ensenada", que forma parte de la operación "Atalanta" de la UE, llegará a Mombasa (Kenia) el próximo viernes con un grupo de 14 piratas capturados recientemente en el golfo de Adén en dos operaciones distintas, una contra un barco de bandera de Malta y otro de bandera panameña.

El vicealmirante británico Philip Jones, comandante de esa misión de la Unión Europea recordó que el país que detiene a los piratas es el que decide "en cada caso la vía que quiere seguir".

Jones explicó, en una conferencia de prensa en Bruselas, que si los piratas han atacado un barco con bandera, tripulación o mercancías del país al que pertenece el buque militar "existe claramente una indicación de que ese Estado podría querer desarrollar el proceso" contra los bandidos.

"Si no hay esa conexión obvia, entonces claramente el camino natural a utilizar es usar el instrumento europeo", dijo Jones en referencia al acuerdo alcanzado por la UE con Kenia.

Ese acuerdo, suscrito el pasado 6 de marzo, establece la jurisdicción de Kenia para el enjuiciamiento de actos de piratería en las aguas donde se lleva a cabo la operación "Atalanta".