Un informe de la CICR relata las torturas en prisiones secretas de la CIA en el Gobierno de Bush

  • Washington, 7 abr (EFE).- Un informe confidencial de la Cruz Roja Internacional (CICR) revelado hoy relata en detalle las torturas cometidas por la CIA en prisiones secretas durante la Administración de George W. Bush y califica la supuesta participación de personal médico como "una grave violación de la ética médica".

Un informe de la CICR relata las torturas en prisiones secretas de la CIA en el Gobierno de Bush

Un informe de la CICR relata las torturas en prisiones secretas de la CIA en el Gobierno de Bush

Washington, 7 abr (EFE).- Un informe confidencial de la Cruz Roja Internacional (CICR) revelado hoy relata en detalle las torturas cometidas por la CIA en prisiones secretas durante la Administración de George W. Bush y califica la supuesta participación de personal médico como "una grave violación de la ética médica".

El texto, titulado "Informe de CICR sobre el tratamiento de 14 detenidos de alto valor bajo la custodia de la CIA", está fechado el 14 de febrero de 2007 y fue enviado al entonces abogado general en funciones de la CIA, John Rizzo.

En el documento se añade que en algunos casos la colaboración del personal médico en los interrogatorios de estos detenidos supuso su "participación en tortura y/o tratamiento cruel, inhumano o degradante".

En uno de los casos, el personal médico intervino para detener la tortura, pero le dijo al detenido que era sólo porque lo necesitaban "para obtener información".

El informe revela que en 2002, el CICR solicitó información por primera vez al Gobierno estadounidense sobre el paradero de personas presuntamente bajo su custodia "en el contexto de la lucha contra el terrorismo" y que a pesar de numerosas solicitudes del organismo no recibió "respuesta a la mayoría" de sus preguntas.

El documento se centra en 14 personas detenidas entre marzo de 2002 y mayo de 2005 en cuatro países (Pakistán, Dubai, Tailandia y Djibouti).

Los detenidos son de nacionalidad palestina, yemení, saudí, paquistaní, malaya, indonesia, somalí, tanzana y libia.

En sus conclusiones, el informe señala que "CICR sigue seriamente preocupada por la suerte de otras personas previamente bajo custodia del programa de detención de la CIA" y de las declaraciones "del presidente Bush de que las autoridades de EE.UU. tienen la intención de seguir con la práctica".

Algunas de las torturas descritas por los prisioneros fueron confinamiento solitario de forma continua hasta durante tres años, asfixia con agua, posiciones forzadas prolongadas, golpes utilizando un collar, palizas, confinamiento en cajas, mantenerlos desnudos de forma constante durante meses, privación de sueño.

Además, algunos fueron amenazados con ser infectados con el virus VIH, sodomía y violaciones a sus familiares.

Según CICR, el presunto cerebro de los atentados del 11 de septiembre de 2001, Jalid Sheij Mohamed, presuntamente estuvo 19 meses encadenado de forma continua.

El informe fue revelado hoy en la página web de The New York Review of Books.