Pekín y París vuelven a enfrentarse por un homenaje francés al Dalai Lama

  • Pekín, 7 may (EFE).- El anuncio de que París otorgará la ciudadanía de honor al Dalai Lama, líder espiritual y político tibetano en el exilio, ha vuelto a provocar un enfrentamiento entre China y Francia, en plena recuperación de las relaciones tras un año de tensiones.

Pekín y París vuelven a enfrentarse por un homenaje francés al Dalai Lama

Pekín y París vuelven a enfrentarse por un homenaje francés al Dalai Lama

Pekín, 7 may (EFE).- El anuncio de que París otorgará la ciudadanía de honor al Dalai Lama, líder espiritual y político tibetano en el exilio, ha vuelto a provocar un enfrentamiento entre China y Francia, en plena recuperación de las relaciones tras un año de tensiones.

"Si el Gobierno de la ciudad de París concede esta ciudadanía, se enfrentará de nuevo con la firme oposición del pueblo chino. Instamos a París a que deje de interferir en los asuntos internos de China y no cometa más errores por el Tíbet", amenazó hoy un portavoz de la cancillería china, Ma Zhaoxu, en rueda de prensa.

Está previsto que la concesión de la ciudadanía parisina al líder tibetano se produzca durante su visita a París, del 6 al 8 de junio, después de que el galardón fuera anunciado hace un año.

El Gobierno chino se opone de forma contundente a encuentros entre el Dalai Lama y cualquier líder político extranjero, por considerar esas reuniones como un acto de separatismo después de que las fuerzas armadas chinas ocuparan la región hace casi seis décadas.

Ma recordó que, después del encuentro entre el presidente galo, Nicolas Sarkozy, con el Dalai Lama a finales del año pasado, ambos gobiernos han realizado esfuerzos para recuperar los maltrechos lazos diplomáticos, hasta el punto de que Pekín canceló una cumbre chino-europea como medida de presión.

No fue hasta el mes pasado cuando ambos Ejecutivos reanudaron los encuentros a alto nivel, después de que firmaran una declaración conjunta en la que Francia reconocía al Tíbet como parte de la soberanía de China, una solución de urgencia ante la necesidad de mantener un encuentro presidencial en la última cumbre del G-20 en Londres para afrontar la crisis.

"Esperamos que Francia se pueda unir a nosotros para promover un desarrollo sólido y estable de nuestras relaciones", recomendó Ma.