Gutiérrez quiere fortalecer la dolarización y restaurar las relaciones con Colombia

  • Quito, 21 abr (EFE).- El ex presidente ecuatoriano Lucio Gutiérrez, que quiere recuperar el poder en las urnas, fortalecerá la dolarización y restaurará las relaciones diplomáticas con Colombia en caso de vencer en los comicios del próximo domingo.

Gutiérrez quiere fortalecer la dolarización y restaurar las relaciones con Colombia

Gutiérrez quiere fortalecer la dolarización y restaurar las relaciones con Colombia

Quito, 21 abr (EFE).- El ex presidente ecuatoriano Lucio Gutiérrez, que quiere recuperar el poder en las urnas, fortalecerá la dolarización y restaurará las relaciones diplomáticas con Colombia en caso de vencer en los comicios del próximo domingo.

En entrevista telefónica con Efe, Gutiérrez, destituido en 2005 a la mitad de su mandato en medio de protestas populares, dijo que basa su plan económico en el fortalecimiento de la dolarización a través, entre otras cosas, del freno al gasto público.

Asimismo, cree indispensable fortalecer las inversiones y estimular las exportaciones para lo que ofrece "un mayor diálogo" con la Unión Europea, con la que está en camino un acuerdo de asociación.

"Vamos a buscar nuevos mercados para las exportaciones ecuatorianas, (vamos a) retomar el Tratado Comercial con Estados Unidos", dijo en referencia al diálogo que mantenían los dos países sobre un Tratado de Libre Comercio (TLC) y que quedó de lado en el Gobierno de Rafael Correa.

Gutiérrez dijo que buscará apertura de mercados "sin dar prioridad a ninguno" y criticó que Correa, también candidato en las elecciones del domingo, haya dado mayor importancia a mercados como el iraní y el chino antes que a los tradicionales de Ecuador, como el estadounidense.

Gutiérrez, un coronel retirado que en 2005 fue destituido por "abandono de cargo" aunque aún estaba en la sede del Ejecutivo, opina que Correa "se equivocó" al seguir la senda del llamado "Socialismo del Siglo XXI", aupado por Hugo Chávez y Evo Morales, presidentes de Venezuela y Bolivia, respectivamente.

En el campo de la política internacional, Gutiérrez, que en lo ideológico se dice de "centro izquierda pragmática y avanzada", asegura que si gana en primera o segunda vuelta (14 de junio), revivirá los canales diplomáticos con Colombia.

"Vamos a restablecer inmediatamente las relaciones diplomáticas con Colombia, a fortalecer las relaciones comerciales y de amistad con el pueblo y el Gobierno de Colombia y priorizaremos las relaciones con todos los países americanos", indicó.

Quito rompió los lazos con Bogotá el 3 de marzo de 2008, dos días después de que militares colombianos atacaron un campamento que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tenían en el norte de Ecuador, operación en la que murió el líder guerrillero "Raúl Reyes".

Aclaró, no obstante, que el restablecimiento de las relaciones "no excluye la continuación de las actuales investigaciones" de lo que también él llama "violación de la soberanía" ecuatoriana que, a su criterio, se basó en una supuesta permisividad de Correa con las FARC.

A Gutiérrez también le resulta "sospechoso" que Correa haya decidido dar por terminado el convenio con EE.UU. para el control del narcotráfico en la región desde la base de Manta.

Por eso, dice, auspiciará alternativas para retomar esa lucha aunque ello no implique nuevos acuerdos similares, pues están prohibidos por Ley.

En lo social, Gutiérrez ofrece abrir plazas de trabajo, aumentar el bono para los pobres, mejorar la educación y atención en salud y eliminar impuestos en ciertos sectores.

"Para estabilizar, especialmente el precio de los alimentos, y para reducir la delincuencia, no cobraré los impuestos a la renta por 15 años a los que inviertan en el sector agropecuario y medidas similares a los que inviertan en el sector del turismo, eléctrico y petrolero", apuntó.

Sin especificar cómo lo hará, dice que "despolitizará" la justicia y los organismos de control pues cree que ahora están "al servicio de Correa".

Según Gutiérrez, el actual mandatario debe ser fiscalizado por presuntamente haber malgastado fondos públicos y por supuestos vínculos con las FARC por los acercamientos de ex funcionarios del Gobierno con el grupo guerrillero colombiano.

Aunque lo critica duramente, Gutiérrez cree que el jefe de Estado -amplio favorito en las encuestas- tiene "buenas intenciones" para desarrollar el país, pero asegura que "ha tomado el camino equivocado".

Gutiérrez quiere volver al poder pese a la vergüenza que vivió por su precipitada salida del país y el encarcelamiento durante varios meses por supuestamente haber atentado contra la seguridad del Estado, aunque luego fue liberado.

Reconoce como uno de los fundamentales "errores" de su administración el haberse rodeado de personas "poco confiables" que lo traicionaron, así como no haber sabido comunicar bien sus obras al pueblo que, según dice, lo apoya ahora pues el "golpe de Estado" de 2005 lo dio "la oligarquía corrupta".

Gutiérrez, que habla con generalidades de sus postulados, se ve ahora como un político "más maduro" y "con experiencia" para gobernar un país políticamente disperso y donde la mayoría de la población se dice cansada de la demagogia electoral.