Los manifestantes antigubernamentales irrumpen en la cumbre asiática

  • Pattaya (Tailandia), 10 abr (EFE).- Varios cientos de detractores del Gobierno tailandés irrumpieron hoy en la sede de la Cumbre asiática para intentar desbaratar su celebración y forzar la renuncia del primer ministro de Tailandia, Abhisit Vejjajiva.

Los manifestantes antigubernamentales irrumpen en la cumbre asiática

Los manifestantes antigubernamentales irrumpen en la cumbre asiática

Los manifestantes irrumpen en el recinto sede de la cumbre asiática

Los manifestantes irrumpen en el recinto sede de la cumbre asiática

Pattaya (Tailandia), 10 abr (EFE).- Varios cientos de detractores del Gobierno tailandés irrumpieron hoy en la sede de la Cumbre asiática para intentar desbaratar su celebración y forzar la renuncia del primer ministro de Tailandia, Abhisit Vejjajiva.

Los manifestantes, cerca de 300, consiguieron llegar hasta las puertas del hotel de lujo de la ciudad tailandesa de Pattaya, donde este fin de semana se reunirán los jefes de Estado y de Gobierno de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), además de China, Corea del Sur, Japón, India, Australia y Nueva Zelanda.

Tras unos forcejeos con los miembros de las fuerzas de seguridad que protegen la sede de la cumbre, el grupo de manifestantes amenazó con irrumpir en el interior del edificio si no conseguían entregar un documento con sus demandas a un representante de la ASEAN.

"He dispuesto las medidas necesarias para que los manifestantes no interrumpan la cumbre y el programa continuará como está previsto, hasta ahora hemos evitado una confrontación violenta", señaló en rueda de prensa el primer ministro tailandés.

Vejjajiva indicó que es consciente de que "mucha gente se siente frustrada, pero lo importante ahora es que el Gobierno va a trabajar por la democracia y para resolver los problemas del país".

Arismun Dongruangrong, uno de los líderes de las protestas, insistió en que su objetivo es hacer escuchar la voz de los manifestantes.

"El Gobierno de Tailandia es ilegal, no representa al pueblo, por eso exigimos la dimisión del primer ministro Abhisit y de su Gobierno", dijo a los periodistas Dongruangrong, uno de los líderes de los manifestantes, conocidos como los "camisetas rojas" por el color de las prendas que visten.

Decenas de policías y soldados, algunos armados con material antidisturbios, protegían el recinto del hotel, donde a esa hora estaban reunidos los ministros de Asuntos Exteriores de 16 países.

Los manifestantes se retiraron de la sede después de que un representante de la ASEAN aceptará una carta con sus demandas.

"Se trata de una manifestación democrática en la que nos han hecho llegar una serie de demandas que estudiaremos y haremos llegar al resto de los participantes a la cumbre", afirmó el secretario general de la ASEAN, el tailandés Surin Pitsuwan.

El secretario general de ASEAN explicó que durante la cumbre de Pattaya, los líderes abordarán la crisis global y estudiarán medidas para frenar el desempleo y la pobreza.

"Queremos que ASEAN lidere una propuesta para afrontar la recesión global, después de las decisiones tomadas en la cumbre del G-20 en Londres. Hay que resaltar que los países en esta reunión representamos a gran parte de la población mundial", agregó.

Los mandatarios de la región comenzaron a llegar a Pattaya, a pesar de la amenaza de nuevas manifestaciones por parte de los seguidores del ex primer ministro Thaksin Shinawatra, depuesto en 2006 mediante un golpe de estado perpetrado por los militares.

Cientos de seguidores de las protestas organizadas por el Frente Unido para la Democracia y contra la Dictadura (UDD), la plataforma política de Shinawatra, continúan con el bloqueo de las entradas de la sede del Gobierno de la capital desde hace tres semanas.

El pasado miércoles, unos 100.000 seguidores del Frente se manifestaron en Bangkok para forzar la renuncia de Vejjajiva y clamar por el retorno de Shinawatra, en el exilio y condenado en rebeldía a dos años de cárcel por abuso de poder.

Desde el golpe de estado perpetrado por los militares, Tailandia atraviesa una profunda crisis política y social.

A finales del año pasado, los detractores de Shinawatra, conocidos como los "camisetas amarillas", ocuparon durante cuatro meses la sede del Ejecutivo y durante una semana bloquearon los dos aeropuertos de Bangkok.

La ASEAN está formada por Brunei, Birmania (Myanmar), Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia, y Vietnam.