Obama se opone a difundir las fotos de abusos cometidos por militares de EE.UU.

  • Washington, 13 may (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, en un cambio de posición de su Gobierno, se negará a que se difundan imágenes de militares cometiendo abusos contra detenidos en el exterior, diferentes de las de la cárcel iraquí de Abu Ghraib.

Obama se opone a difundir las fotos de abusos cometidos por militares de EE.UU.

Obama se opone a difundir las fotos de abusos cometidos por militares de EE.UU.

Washington, 13 may (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, en un cambio de posición de su Gobierno, se negará a que se difundan imágenes de militares cometiendo abusos contra detenidos en el exterior, diferentes de las de la cárcel iraquí de Abu Ghraib.

Obama "cree firmemente que la difusión de esas fotografías, particularmente en estos momentos, solo servirá para inflamar los escenarios de guerra, poner en peligro a las fuerzas estadounidenses y hacer más difícil nuestro trabajo en lugares como Irak y Adganistán", informó hoy la Casa Blanca en un comunicado.

Detrás de esta polémica se encuentra una demanda de la Unión Americana por las Libertades Civiles que buscaba, bajo el Acta de la Libertad de Información, que el Gobierno difundiera 44 fotos con imágenes de abusos a detenidos de enclaves bélicos diferentes de Abu Ghraib.

Hace solo unas semanas funcionarios del Departamento de Justicia se dirigieron a un juez federal dejándole saber que no tenían intención de luchar en los juzgados contra de la difusión de estas fotos.

Sin embargo, en los últimos días la posición del Gobierno ha ido cambiando, como indicó ayer el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, quien indicó que Obama estaba "muy preocupado" por el impacto que puede tener estas imágenes en el ánimo de los soldados en Irak y Afganistán.

La semana pasada dos senadores, el independiente Joseph Lieberman y el republicano Lindsey O. Graham, se dirigieron por escrito al mandatario para pedirle que impidiera por medios legales la difusión de las fotos.

El Gobierno reconoció hoy que el mandatario estadounidense se había reunido con los abogados para comunicarles que no se sentía "cómodo" con la publicación de las imágenes, y pedirles que se opusieran en las cortes judiciales.

El cambio de postura de la Casa Blanca levantó inmediatamente quejas de la Unión de Libertades Civiles, organización que dijo estar "afligida" por estos hechos, según declaró el portavoz Jameel Jaffer al Washington Post.

"Esperamos que el Gobierno cumpla con su palabra", añadió otro abogado de la organización, Amrit Singh.