Gregg rechaza la secretaría de Comercio por "diferencias insalvables" con Obama por el plan de estímulo

Gregg rechaza la secretaría de Comercio por "diferencias insalvables" con Obama por el plan de estímulo

Gregg rechaza la secretaría de Comercio por "diferencias insalvables" con Obama por el plan de estímulo

NUEVA YORK, 12 (EUROPA PRESS/Emilio López Romero) El senador republicano Judd Greeg rechazó este jueves la secretaría de Comercio que le ofreció hace un par de semanas el presidente de Estados Unidos tras alegar "diferencia insalvables" con Barack Obama por el plan de estímulo económico. "Agradezco la oferta pero me he dado cuenta de que esto no funcionará porque en asuntos como el paquete de estímulo o el censo me generan conflictos imposibles de resolver", afirmó el senador en un comunicado de prensa. Así, tras asegurar que Obama necesita un equipo que apoyo todas sus iniciativas, Gregg dijo que admiraba los esfuerzos del presidente por formar un nuevo gabinete bipartidista en el que estén incluidas "otros puntos de vista". "Ha sido un honor que me nominara y sentí que podría haber aportado otras ideas en estos momentos difíciles, pero partimos de puntos diferentes en demasiados asuntos críticos", añadió. SE ABSTUVO EN LA VOTACIÓN Al parecer, el senador Gregg fue el senador que se abstuvo en la votación celebrada el martes para aprobar el plan de estímulo económico que pide Obama para salir de la crisis, lo cual causó conmoción en la Casa Blanca. Obama parece no encontrar la persona indicada para ese puesto, ya que se lo ofreció en primer lugar al gobernador Bill Richardson, quien renunció a la postulación tras saberse que se investigaba a una empresa que tuvo relaciones con el gobierno estatal de Nuevo México. Obama había designado el pasado 4 de febrero al senador Gregg para el Departamento de Comercio, cargo que sigue vacante desde que la nueva administración entró en funciones el pasado 20 de enero. El mismo día que anunciaba su designación, el presidente Obama reconocía que no compartía la visión del senador en muchos aspectos, pero valoraba la gran aportación que suponía para su equipo económico, como "una voz confiable" del nuevo gabinete.